Última saga actualizada 10/10/2017

Saga Sargento Carmelo Domínguez de Fernando Roye

Mostrando entradas con la etiqueta Antonio Gómez Rufo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Antonio Gómez Rufo. Mostrar todas las entradas

sábado, 26 de marzo de 2016

Madrid, La novela. de Antonio Gómez Rufo

Sinopsis:

Esta es la gran novela de Madrid. Su historia, su épica, su vida cotidiana.
Siendo de todos, Madrid nunca fue de nadie. De ahí su grandeza y su sencillez, su orgullo y su humildad, su carácter revolucionario y su dignidad.
A través de tres apasionantes sagas familiares, Antonio Gómez Rufo traza el emocionante relato literario de Madrid, desde una mañana de 1565 en que los jóvenes Juan Posada, Alonso Vázquez y Guzmán de Tarazona atraviesan por primera vez la antigua Puerta del Sol dispuestos a probar suerte en la Villa y Corte, hasta los atentados del Once de Marzo de 2004, cuando la tragedia golpea una vez más el corazón de una de las ciudades más hermosas del mundo.
Las personas pasan, los relatos acaban y los ríos se despeñan y apaciguan antes de ahogarse en el mar; pero las ciudades permanecen y su historia no se detiene en su lento viaje hacia la eternidad.

Opinión:

De una novela escrita con orgullo y narrada con tanto respeto, no podía surgir más que una obra extraordinaria.
Para mí ha sido todo un regalo, no solo porque su autor y su editorial me la enviaran, sino porque al fin, los madrileños podemos decir que tenemos nuestra novela.
Una obra que puede ser utilizada para consulta, que narra sucesos que ya conocía y otros... sinceramente no los había oído mencionar nunca.
Ahora por fin podemos decir que Madrid está completa.

Sobre el autor.

Las novelas de Antonio Gómez Rufo tienen una peculiaridad.
Todas resultan didácticas y amenas a partes iguales, logran despertar la curiosidad del lector, al buscador de libros que los lectores llevamos dentro y es que unos datos, sin querer, te llevan a otros.
Su prosa es una delicia, es fotográfica.
Para un madrileño, es todo un orgullo reconocer esos lugares a los que Gómez Rufo ha dedicado unas líneas, a los que ha rescatado del olvido y a esos otros que nos ha presentado, porque por muy buen madrileño que uno sea, no los conoces todos.
Como digo un orgullo, un homenaje a nuestra ciudad que se extiende a todo aquel que se siente madrileño, pero creo que habría que hacer especial hincapié y dedicarle este homenaje sincero, a los héroes anónimos, esos ciudadanos que lucharon, sin reconocimiento, por convertir la ciudad en lo que es hoy.

El principio y el fin. 

Nuestra historia comienza con un hecho histórico a partir del cual la vida de Madrid cambiaría significativamente; cuando el rey Felipe II traslada la capital del reino a la villa.
A partir de ese momento y haciendo que personajes históricos y ficticios interactúen, la obra nos llevará por un recorrido de cinco siglos por su historia .
El final de esta obra corresponde con los atentados del 11 de Marzo de 2004.
Y no es que la historia de Madrid termine aquí, (porque aún habrá muchas cosas que contar), pero ese momento elegido marco un antes y un después en nuestras vidas, nos marcó a todos los que por desgracia lo vivimos y de una forma que jamás podremos olvidar.
Unos sucesos que demuestran lo que Gómez Rufo repite una y otra vez a lo largo de este libro, la ciudad vuelve a resurgir y los ciudadanos en esos momentos sacan lo mejor de sí mismos.

A media tarde ya se sabía que los muertos eran cerca de doscientos. Y los heridos se empezaron a cuantificar: unos mil quinientos. Pero no, se equivocaron. Eran muchos más. Millones de heridos morales que se sintieron agredidos, mutilados.

Personajes reales y ficticios. 

Antonio Gómez Rufo crea tres personajes ficticios que coincidirán a su llegada a Madrid en 1565.
Estos tres personajes, serán los creadores de tres sagas familiares que nos acompañarán como observadores a lo largo de todo el recorrido, además de ser los encargados de acercarnos a las leyendas que giran entorno a celebridades y lugares, a la parte mágica o por decirlo de otro modo, la más difícil de contrastar.
Y es que como digo ficción y realidad se dan la mano en este libro, una mezcla perfecta, porque Madrid tiene su historia, su leyenda y sobre todo, su magia.

Tres sagas familiares que representan a tres profesiones siempre presentes en esta ciudad. Una de ellas estará ligada a la burocracia, la otra a las artes y la tercera al comercio.

También entraremos en contacto con personajes reales.
Gómez Rufo nos cuenta sus hazañas, sus logros y también sus vergüenzas, pero al fin y al cabo, amados, vilipendiados e ignorados por los madrileños, todos pasarán a la Historia, porque todos, para bien o mal, son parte de ella.
Nuestra obligación como lectores es recordar y trasmitir esa historia, pero sobre todo, evitar caer de nuevo en los mismos errores.
Los buenos momentos están ahí para  disfrutarlos y los malos, para evitar que se olviden y se repitan.

Felipe II, Lope de Vega, Quevedo, Goya, Carlos IIIGodoy y su motín de Aranjuez, Carlos IV vs Fernando VII, ese rey tan deseado... que luego resulto ser un fraude, Pepe Botella, Franco, Tierno Galván, son solo algunos de los personajes efímeros que aparecen mencionados... y digo efímeros, porque al igual que nosotros, todos somos personajes incidentales de esta historia; estamos de paso, lo único que nos sobrevivirá es nuestra ciudad, Madrid, el personaje indiscutible de esta obra y que ve pasar el tiempo impasible por delante de ella. El único personaje redondo que encontraréis, que crece, cambia, se recompone y renace cual Ave Fénix.

Dicen los forasteros que los cielos de Madrid son de una belleza especial. La mezcla de luz solar e irradiación contaminante deben de crear, por mera fusión física y química, los más aterciopelados tonos mixtos, los tornasoles más excitantes, las vetas rosáceas más enigmáticas y sorprendentes para propios y extraños. Es cierto: mirar hacia el oeste desde la Puerta de Alcalá, cuando la tarde se echa a dormir, es un espectáculo fascinante. Sobre todo en primavera. 
Indiscutiblemente, podemos afirmar... Que de Madrid al cielo.

Acontecimientos.

Los acontecimientos que se narran son de lo más variopinto. Os pongo a continuación una breve muestra.

*Leyenda entorno a la Casa de las siete chimeneas, actual sede del ministerio de cultura.
*¿Por qué se desea Mucha mierda en el teatro en vez de Buena suerte?
*El gracioso mensaje que colgaba del cuello de la estatua de la fuente de Neptuno.
*¿Qué era la Regalía de aposento?
*¿Cuál es el origen de los serenos?
*¿Quién fue Manuela Malasaña?
*¿Por qué se llama Puerta del Sol?
*El motín de Esquilache.
*Los fusilamientos del dos de Mayo.
*¿De dónde viene el mote de Pepe Botella?
*¿Por qué hay una calle en Madrid que se llama, la calle de la cabeza?
*¿Qué era la oficina pro-cautivos?
*¿Dónde estaba el quinto pino?
*¿Quién fue el primer alcalde elegido por votación popular?
*¿Dónde se hallan los huesos de Lope de Vega o los de Quevedo?

Y así anécdotas y más anécdotas.



La novela También incluye tres arboles genealógicos al comienzo, una copia del plano de Madrid de 1656 y más de veinte páginas al final de bibliografía. Una obra cimentada sobre una extensa y excelente labor de documentación.
Treinta capítulos más prefacio y epílogo que nos acercarán un poco más a nuestra ciudad.



Las personas mueren, los relatos acaban y los ríos se despeñan y apaciguan antes de ahogarse en el mar; pero las ciudades permanecen, su historia no se detiene y las incesantes corrientes de personas y acontecimientos siguen fluyendo hasta desembocar en la infinitud.
Como Madrid y su apacible, lento, paseo hacia la eternidad.



viernes, 24 de octubre de 2014

La camarera de Bach de Antonio Gómez Rufo

Sinopsis:

Un nevado día de 1750 la pequeña Madlene sale del orfanato de Leipzig, en el que ha vivido, para servir como ayuda de cámara del gran músico Johann Sebastian Bach. La joven, tan adorable como curiosa y deseosa de aprender, se convierte en la luz que acompañará al genio en los últimos días de su vida, pero pronto conocerá la realidad de un mundo en el que no hay sitio para ella. con la tenacidad que solo dan la miseria y la perseverancia, Madlene logrará convertirse en un ejemplo de superación para las mujeres de una Europa en los albores de la Revolución francesa.
La camarera de Bach es el retrato inolvidable de una criada alemana que se transformó, sin saberlo, en la primera mujer de una nueva era.

Opinión:

Lo primero y más importante, es dar las gracias a Antonio Gómez Rufo por enviarme su novela y a Isabel Santos, jefa de prensa de la editorial Planeta, por hacérmela llegar.

Reconozco que me gustan las historias de mujeres, pero más aún, si el escritor es un hombre y está escrita con buen gusto.

Las sensaciones que te embargan mientras tienes esta novela entre manos son muchas. Pero quizás, la más significativa, es la sensación de encontrarte dentro de una burbuja, donde el tiempo se encuentra detenido, mientras que fuera el tiempo sigue su incesante paso.
Te ves arrastrado al interior de la obra, transportado a ese escenario de mediados del Siglo XVIII, y todo esto, no solo a través de las palabras de Antonio Gómez Rufo, sino también por su estilo, en el que hace gala de una prosa brillante que prescinde de artificios. Sin abusar de largas descripciones, aunque eso sí, haya algunas dignas de mención, que sinceramente me han parecido soberbias, como la que hace de la ciudad de Viena y sus gentes, o de la abadía de Saint-Germain-des-Prés en París.
474 páginas que se leen en un suspiro...

La novela nos narra la vida de Madlene Findelkind. La camarera que atendió a Johann Sebastian Bach en sus últimos días.
Cualquiera leyendo esto podría pensar, que criadas ha habido muchas y sus vidas no son para escribir una novela. Y más cuando las mujeres en esa época, no tenían mucho que decir y menos aún si se trataba de la servidumbre.
Pero aquí, Gómez Rufo da la vuelta a una sencilla y corriente historia, y la teje del revés. Mostrándonos a una mujer, humilde pero inteligente y con unas ganas enormes de aprender, aunque sea a pesar de sus errores. Una mujer que se supera a sí misma en un momento de la historia, donde la sociedad estaba dividida en únicamente dos estamentos. El de los "Señores" y el de los destinados a servir. Según menciona su autor casi al principio de la novela:

Hacía mucho tiempo que el mundo se había partido en dos mitades que se reconocían pero no se mezclaban, una de ellas poseedora de bienes y privilegios, la otra destinada a servir, obedecer y conformarse con lo que se le concedía por misericordia o por la imprescindible manutención que les permitiera seguir cumpliendo su función sin sufrir desfallecimiento a causa de la miseria, el hambre o la enfermedad. Unos pocos habían caído en el lado de la luz; la mayoría como ella, en el de la oscuridad. Dios lo quiso así y a Madlene, como a los demás, no le quedaba sino resignarse a sus designios.

Y de esa forma, Gómez Rufo elige a un personaje sencillo, de los que podrían pasar totalmente desapercibidos, para crear una exquisita historia entorno a él.
Con una trama bien desarrollada y no olvidemos que muy bien documentada. Donde los personajes reales se mezclan con los de ficción. Personajes bien definidos, que tienen personalidad, un pasado y una historia aún por construir.

Pero vayamos al tema histórico...
Algo que quiero destacar del libro, es el análisis histórico, político, cultural y social, que hace su autor del Siglo XVIII.
Me ha parecido brillante, sin necesidad de excederse en largas explicaciones. Haciendo hincapié en los sucesos más importantes que marcaron el llamado, "Siglo de las luces". 
La revolución industrial en Gran Bretaña y como afectó al resto de Europa, la creación de la Enciclopedia, los nuevos aires que soplaban con fuerza desde Francia. Sucesos que en definitiva, terminaron obligando a una reorganización de las clases sociales... Datos que sirven para refrescar algunos conocimientos que tenemos en parte, ya olvidados.
... Y entre todos esos sucesos, aparece la figura de Madlene, que será la encargada de rellenar con su presencia, los posibles vacíos de la Historia.

¿Qué más puedo decir? Pues que es, sencillamente Perfecta.
Solo me queda recomendar esta excelente obra. Os aseguro que no os va a defraudar, porque tiene todo lo indispensable para catapultar este libro, hasta los primeros puestos en la lista de Superventas.
Una novela perfecta, tanto para los amantes de la novela histórica como para los que buscan entre las páginas de un libro encontrar una historia de amor, para los que buscan adquirir conocimiento con la lectura o simplemente pasar un par de tardes entretenidos, mientras se pierden entre las páginas de una buena historia.



lunes, 21 de julio de 2014

La abadía de los crímenes de Antonio Gómez Rufo


Sinopsis:

Corre el año del Señor de 1229 cuando una oleada de crímenes en la abadía catalana de San Benito causa honda inquietud en la Corona de Aragón. Varias novicias del primer convento femenino del reino han aparecido asesinadas. Para esclarecer estas muertes, el rey don Jaime I inicia personalmente la investigación con la ayuda de la sagaz Constanza, una singular monja navarra. Se teje así, en el primer cenobio femenino, una trama de interiores. El lector se recrea en el universo medieval femenino, un mundo limitado, oscuro, secreto. Un mundo ajeno al mundo.



Opinión:

He leído muchas y diversas opiniones sobre este libro. Como es lógico con unas estoy de acuerdo y otras en cambio, no las comparto.
Tanto unos comentarios como otros son totalmente respetables, es algo que no debemos olvidar. Cada uno tiene su criterio personal y nadie debe verse ofendido porque no se comparta su misma opinión.
Algunas opiniones aluden a que esta novela contiene errores de bulto, que el comportamiento de las monjas es impensable y no se ajusta a la realidad y por decir alguno más, que para Sor Constanza, una de las protagonistas principales, se ha diseñado un perfil imposible para la época...
Yo os voy a dar como siempre, mi opinión sobre esta novela a lo largo de la reseña y sobre algunos detalles que considero importantes e interesantes a la vez.

Nos encontramos ante una novela policíaca de corte histórico.
Una obra que resulta interesante y que nos acerca a una época de la historia poco relatada. La Alta Edad Media, concretamente en la Corona de Aragón.
La trama se desarrolla a través de dos historias paralelas. Una de ellas se centra en la difícil relación del Rey Jaime I con su primera esposa, la Reina Leonor, y por otro lado, encontramos la investigación que se lleva a cabo en el monasterio de manos de una monja, Constanza, para esclarecer el asesinato de varias hermanas del convento Benedictino.

Algunos momentos en la trama son dignos de mención, ya que logran arrancar alguna carcajada al lector. Tanto por la ingeniosa y ágil lengua de la hermana Constanza, como por el sarcásmo que es habitual en el Rey.
Os pongo algunos fragmentos para que juzguéis vosotros mismos.

***
Creo que nuestra alma se pasa la vida durmiendo y, como dijo Nuestro Señor Jesucristo, hay que estar despierto porque nunca se sabe a qué hora ni de qué manera se hará presente el diablo.
-¿Eso dijo Jesucristo? -se extrañó el rey de la cita evangélica.
-Tal vez no -sonrió la monja-. Pero reconoced que expresada en un buen latín la cita habría hecho fortuna.

***
-En fin -cabeceó don Jaime, irónico-. Como tú dices, soseguémonos y comamos, que tan importante es el cordero como la cordura.
-O la ternera como la ternura -apostilló ágil de lengua e ingenio Constanza, sin levantar los ojos del plato, redoblando la ironía del rey.

***
-¡Señor, por piedad! -Llegó a balbucir la abadesa-. ¡Me mataréis de un susto!
-Tomaré nota. Tal vez evite muchas guerras si logro causar igual efecto sobre mis enemigos...


***
La historia está narrada de forma fluida. Con capítulos breves que saltan de un hilo conductor a otro. Resulta una novela muy sencilla de leer porque aparecen pocos personajes y tanto la parte histórica como la investigación, resultan muy entretenidas. También es cierto, que tanto trama como personajes podían haberse desarrollado un poco más porque al llegar al final de la obra, te queda la sensación de querer más, la novela se hace corta.

Otra cosa favorable y que me ha gustado, es el lenguaje utilizado a lo largo de la novela. Haciendo uso de términos no habituales, que me han hecho recurrir al diccionario en más de una ocasión para consultar su significado. Convirtiendo la lectura en amena y didáctica a la par. 
Por poneros un ejemplo, aparece la palabra Chozpar de la cual desconocía su significado y creo que era la primera vez que la oía. (Si la conocíais, perfecto. De lo contrario os doy tiempo para que recurráis a un diccionario antes de continuar con la reseña).

Si os preguntáis si la trama resulta creíble, eso depende de la opinión personal de cada lector. Es cierto que algunas situaciones resultan chocantes. Pero lo que no debemos obviar, es que nos encontramos ante una Novela no ante una biografía, ni un ensayo histórico, por lo tanto, no debemos ser intransigentes con el autor y buscar en la novela algo que no se ofrece.

Sobre el comportamiento de las monjas en la abadía y los actos que realizan tras sus muros (en la novela, dejemos esto claro) y que al final lógicamente, son descubiertos por el Rey y Constanza, pues diré sin destripar nada, (porque es un dato insignificante), que los abortos y asesinatos de bebés estaban a la orden del día.
Muchas doncellas mancilladas eran enviadas a los conventos para limpiar el buen nombre de sus familias, no es algo que nos vaya a sorprender a estas alturas.
Muchas monjas, Abadesas etc.. no iban al convento por voluntad propia ni devoción. Es un error pensar que tras los muros de un convento únicamente habitaban almas puras y dedicadas a llevar una vida monástica y contemplativa, acogida a una serie de reglas; como el celibato, la obediencia, pobreza y castidad.
Digo yo... que de todo tiene que haber en la viña del señor.

Lo que no podemos hacer es juzgar a todo un colectivo por los actos puntuales que realizan algunos individuos y menos aún cuando en este caso hablamos de una novela...  
Del comportamiento de Constanza (una especie de detective a lo Agatha Christie), tengo poco que decir. ¿Por qué no habría de existir en esa época una mujer, monja o dama de corte; sagaz y con un fino y desarrollado olfato detectivesco? Lo considero tan lógico y normal como el papel que desempeña Guillermo de Basquerville en El nombre de la Rosa de Umberto Eco. Y nadie se ha quejado hasta el momento de ese instinto innato o inherente a él. Parece por algunos comentarios que circulan en la red, que las monjas estaban destinadas a la oración, a hacer bollería, funciones de enfermeras en las leproserías, únicamente. Algo totalmente falso.
Deberíamos revisar la obra de Santa Teresa de Jesús y observaríamos como entre sus textos subyace una gran defensa de la mujer, cosa totalmente prohibida en la época y ver como en ellos lograba burlar la censura y con ello a la Santa Inquisición, o también, podemos retroceder unos siglos más, concretamente hasta el S. XI/XII y leer sobre la vida de Hildegarda de Bingen, otra monja cuyo compotamiento hay que tener en consideración, por supuesto sin olvidar a Catalina de Erauso, S. XVI/XVII, llamada la monja alférez por algo...

Sobre los errores de bulto, alguno sí que hay.
En la época en la que se sitúa la historia (1229) era imposible que se degustase un tazón de chocolate tal y como lo conocemos (un alimento obtenido de las semillas del cacao), ya que se cree que el primer Europeo en tener contacto con la semilla, fue Cristobal Colón en uno de sus múltiples viajes a América.
También puede ser que el autor se refiera a otra sustancia de aspecto similar y se haya permitido la libertad de denominarlo como chocolate. Existen otras semillas de las cuales se pueden obtener sustancias similares  y que ya existían en la época, como es la semilla del algarrobo (palabra de origen árabe) y podría ser una posibilidad ya que el árbol es originario del Mediterráneo oriental. Esto último por supuesto, son conjeturas mías...
El consumo de picatostes...por supuesto que podía ser un alimento habitual en las mesas de un convento, ya que sería una forma de dar uso al pan atrasado, ya que no es más que pan frito en manteca o aceite. Quedaba eso o utilizarlo para alimentar a los animales.

Considero que es una novela muy recomendable para pasar el rato, escrita con una prosa elegante. Si por el contrario lo que buscáis es historia totalmente rigurosa y que narre los hechos de forma literal, sin permitir ninguna clase de licencia al escritor, entonces no es una novela destinada a vosotros.

Me permito hacer un último apunte para que sirva de aviso o advertencia y evitar que ocurra lo que ha sucedido en otros blogs, (no únicamente con este libro) y evitar el mal trago de tener que borrar comentarios innecesarios.
Sobre la situación política que se narra en la obra he evitado hacer ningún tipo de mención. Cada cual que lea el libro y sobre ese aspecto en concreto que haga los comentarios en los sitios destinados para ello.
Considero que este es un blog para hablar exclusivamente de literatura y no de ideologías.
Siempre hay quien ante la más mínima oportunidad obvia hablar del libro o de lo que cuenta la historia y ven una brecha abierta para entrar y verter comentarios que no vienen al caso.